Misteriosas y difíciles de acceder: Península Mitre e Isla de los Estados, son dos áreas silvestres fascinantes de la Argentina para descubrir.

La Patagonia argentina ofrece a los visitantes paisajes paradisíacos. Allí, la Península Mitre, en Tierra del Fuego, es el verdadero comienzo de la travesía turística y uno de los lugares con más oxígeno del planeta. Por su parte, Isla de los Estados, donde se ubica el faro del fin del mundo (Julio Verne), ofrecen una experiencia única para hacer turismo en un lugar.

Península Mitre, en Tierra del Fuego, alberga uno de los ecosistemas marinos más productivos del planeta, donde se encuentran los bosques de macroalgas, verdaderas selvas del mar.

Por su parte, la Isla de los Estados ofrece el único lugar en Argentina con fiordos, estrechas entradas costeras de mar formadas por la inundación de un valle excavado o parcialmente tallado por acción de glaciaresas paredes escarpadas, que caen directo en el mar. Una pequeña colonia de pingüinos Rey, Petreles y Albatros hacen de esta Isla su hogar, se pueden ver delfines, pingüinos, lobos marinos y con un poco de suerte, ballenas y orcas.

La isla de los Estados está ubicada en el océano Atlántico Sur al este de la península Mitre de la isla Grande de Tierra del Fuego.

Exhibe un paisaje único, con profundos fiordos de bordes abruptos y pequeñas playas de piedra que preceden a las turberas y a los densos bosques que cubren gran parte de la isla principal, se puede observar gran cantidad de fauna.

Abrir chat